Notas sobre el caso de Radio América

el

El Ente Nacional de  Comunicaciones (ENACOM) resolvió el concurso por la licencia de Radio América (AM 1190) tras más de 180 días de espera. Antes hubo otros nueve meses de incertidumbre y vaciamiento. ¿Cómo se llegó a esta situación?

El primer hito en la historia de este conflicto debe ser marcado con la compra de la emisora por parte de Sergio Szpolski al Grupo CIE (de capitales mexicanos) en el año 2009. Urgido por apegarse a lo establecido (y aplicado) por ley, el grupo de capitales extranjeros comenzó un proceso de venta de sus radios en Buenos Aires. Los principales destinatarios fueron la pareja (explosiva) de socios compuesta por Raúl Moneta y Matías Garfunkel que adquirieron las AM Splendid y Belgrano, y las FM Metro, Rock & Pop, Blue y San Isidro Labrador. Sin embargo, lo que interesa a esta historia es que Szpolski compró la sociedad titular de Radio América y FM Aspen (Desup S.A.) para luego de unos meses vender la segunda al grupo mexicano Albavisión.

A partir de ese momento, América pasó a formar parte del grupo que mayor cantidad de pauta publicitaria oficial recibió hasta 2015. La compra de la AM 1190 fue la primera incursión de Szpolski en medios audiovisuales (en gráfica ya dirigía un grupo de revistas y el diario gratuito “El Argentino”). Con el correr de los meses (y de la pauta oficial), el grupo Veintitrés sumó entre sus accionistas a Matías Garfunkel (sí, el mismo) y otras emisoras como Splendid, Rock & Pop y Vorterix Rock (además de refundar “Tiempo Argentino” y lanzar la señal de noticias CN23).

Los vientos políticos cambiaron, las elecciones de 2015 dieron como ganador a Mauricio Macri y tanto Szpolski como Garfunkel comenzaron con el proceso de vaciamiento de su grupo multimediático para-estatal. Con los trabajadores como principales víctimas (sueldos impagos, aportes incumplidos, ausencia de seguridad social y laboral), los empresarios abandonaron el barco. En enero de 2016, el ignoto empresario correntino Mariano Martínez Rojas –titular de la empresa productora “M Deluxe”- compró la sociedad titular de Radio América, Desup SRL, y anunció con bombos y platillos el relanzamiento de la emisora. Que nunca sucedería.

Tras un largo proceso, de enero a septiembre, de denuncias del comprador hacia los empresarios vendedores y de conflicto con los trabajadores de la radio, ENACOM dispuso la intervención del medio, la caducidad de la licencia y el inmediato llamado a concurso. En el camino quedaron meses donde los trabajadores se hicieron cargo de sostener las transmisiones de la emisora (con amenazas y aprietes de Martínez Rojas incluidos).

Desde un comienzo existieron dos interesados en la adjudicación de la licencia de Radio América: los dueños de Radio Cooperativa (AM 770) y la Editorial Perfil. Los primeros buscaban ordenar su situación legal ya que no cuentan con la licencia para operar en ese espacio del éter. Los segundos, comandados por Jorge Fontevecchia, buscaban confirmar su transformación en grupo multimedio tras haber sido adjudicatarios de dos licencias de televisión digital, comprado una FM (91.1) y contar con el periódico homónimo y una larga lista de revistas.

Los resultados de la demorada resolución del concurso dieron por ganador a la Editorial Perfil –en su versión Perfil Radiodifusiones S.A.- ya que, entre otros aspectos, se comprometió a sostener las fuentes laborales de los puestos técnicos (resta saber qué sucederá con la otra parte de los 120 trabajadores).

La propuesta artística esbozada por Fontevecchia es armar una programación de formato especializado en las noticias de actualidad. Vale preguntarse por el futuro comercial (y de los niveles de audiencia) de una radio especializada en Argentina. Además, otra pregunta válida es si los nuevos medios adquiridos por la editorial redundarán en un mayor grado de precarización de los trabajadores o se superarán los problemas financieros que provocaron numerosas protestas en 2016 cuando el director de Perfil propuso retrasar el pago de los aumentos paritarios.

El ingreso de la Editorial Perfil al mundo audiovisual abierto (televisión y radio) suma un nuevo empleador (con trayectoria y conocimiento) a estas industrias mas no responde a una búsqueda por voces diversas. En el momento del armado del concurso, los actores privados comerciales fueron favorecidos al poder presentarse con sociedades en formación mientras que los sin fines de lucro sólo podían hacerlo con sociedades conformadas con anterioridad.

La llegada de Perfil a la AM (en FM aún cuenta con programación de prueba) es la segunda convergencia empresaria que se produce entre el mundo de la gráfica y la radio en poco tiempo. A comienzos de 2016, el diario Página 12 fue comprado por el Grupo Octubre, ligado al Sindicato de Trabajadores de Edificios (SUTERH), comandado por Víctor Santa María, dueño de la AM 750 y la FM Malena (89.1).

Un poco de historia

Radio América comenzó su trayectoria en el sistema radiofónico argentino en 1927, con el nombre de LR9 Radio Fénix. Gregorio Echevarría fue uno de sus primeros propietarios. Luego, formó parte de la cadena de radios de la Editorial Haynes, fue puesta en manos del Estado por la dictadura de Aramburu (que la cedió en 1958 a la Universidad Nacional de La Plata) y permaneció en esa órbita hasta 1982, cuando fue adjudicada por los militares a la firma Desup S.A. (de Adolfo Critto). En los 90 formó parte del ala mediática del Grupo Eurnekián y en los 2000 pasó a las manos extranjeras del Grupo CIE. El resto es historia contada.

Historia Radio América

Las licencias de AM en Buenos Aires

Más allá de las cotidianas compras y fusiones que caracterizan al concurrido (descontrolado y desvalijado) mercado radiofónico de amplitud modulada y de la fosilización de las licencias adjudicadas (sólo sacudidas por el beat comercial), el Estado ha dado lugar a algunas apariciones en la AM porteña en los últimos años. El último concurso realizado fue el de la AM 750 en el año 2008 cuando el sindicato de trabajadores de edificios, SUTERH, de Santa María resultó adjudicatario de la emisora intermedia a las dos radios más escuchadas: Radio Diez (710) y Radio Mitre (790). Anteriormente, vía decreto presidencial, se produjo la autorización precaria para que las Madres de Plaza de Mayo ocuparan y explotaran la AM 530 (en el extremo izquierdo del dial y por fuera del espectro destinado a radiodifusión hasta 2015). Puede mencionarse también la falta de intervención del estado en la situación de las emisoras AM 740 (Radio Rebelde) y AM 770 (Radio Cooperativa).

Resta, por último, saber cuál será la resolución del proceso de vaciamiento de Radio Del Plata. Sus propietarios, el Grupo Electroingeniería de Acosta y Ferreyra, someten a un proceso de desangrado a una de las emisoras más escuchadas (e históricas) de la radio porteña. Estos empresarios fueron favorecidos, como en el caso de Veintitrés o Cetrá en Rivadavia, con grandes cifras de publicidad oficial a cambio de una línea editorial amigable y negocios extras (obra pública). Hoy, mientras licúan sus deudas con el Estado a través de los canjes por pauta oficial, adeudan más de siete meses de sueldos a sus trabajadores (de planta y contratados). La resolución al conflicto puede darse a través de dos formas. La primera puede ser llamada “Caso Rivadavia”: aparece un comprador. La segunda puede ser llamada “Caso América”: desangra hasta apagarse, el Estado interviene sólo a último momento para extinguir la licencia y re-concursar.

De todas formas, como es común, los empresarios seguirán sin rendir cuentas de la continua precarización a la que someten –en complicidad con los distintos gobiernos- a la industria radiofónica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s